sábado, 19 de mayo de 2018


Lo mejor de lo que va de temporada

Por: Eddy Henríquez.


Como en otras oportunidades, esta campaña de MLB comenzó el 29 de marzo y en ella aparecieron 84 dominicanos, 74 venezolanos, 19 de Puerto Rico, 17 cubanos, 11 mexicanos, 8 japoneses, Canadá y Corea del Sur con 6, Curazao con 5; 4 colombianos, Nicaragua, Australia, Brasil y Panamá con 3; Alemania con 2; Lituania, Suráfrica, Aruba, Taiwan e Islas Vírgenes con 1 c/u.

Teniendo en cuenta que Alex Wilson (DET) como por accidente nació en Daharam, Arabia Saudí, Austin Brice (CINCI) en Hong Kong; los alemanes son Aaron Altherr (PHIL) nacido en Landstuhl, Matt Kepler (MIN) en Berlín y el sudafricano es Gift Ngoepe INF de Toronto.

Hubo otros casos por accidente como el de Rod Carew, que nació en la zona del canal, Bruce Chen, Justin Masterson en Jamaica y Edwin Jackson que nació en Alemania.

Ese día inaugural se dieron 32 jonrones con una sola blanqueada la que le propinó el novato de 2 años Ty Blach (SF 1 – LAD 0) al veterano Clayton Kershaw que pasa por un mal momento. Para Kershaw será difícil acercarse o sobrepasar ese 2014 en el que barrió con todos los premios y un fantástico 21 -3 con 1,77; la mejor ERA de su carrera.


Para nosotros fue el mejor juego del día seguido de CWS 14 – KC 7 en 14 entradas donde se conectaron 6 tablazos, ganó J. Shields y perdió D. Duffy. Otros que ganaron, N. Syndergaard, J. Verlander, L. Severino, F. Hernández y P. Corbin la estrella de Arizona como los más importantes. De otros veteranos perdió Cole Hamels con Verlander; Hamels lanzó NO – NO el sábado 25 de julio de 2015 en el Wrigley Field, PHIL 5 – CHC 0 con 13 SO a 29 AB.

De ese día hacia acá hemos escogido lo mejor según nuestro criterio teniendo como prioridad la labor de los lanzadores y pitchers. La blanqueada que le propinó José Berríos a BALT 7 x 0; lanzando el primer juego completo y los 3 jonrones del mexicano Cristian Villanueva en el Petco Park el Martes 03 de abril.

Josh Reddick disparó 2 jonrones de 2 carreras y Grand Slam 10 x 6 a BALT con 6 RBI, ganó Rondón y perdió el debutante Pedro Araujo. Ese mismo Martes 03 debutó S. Othani como bateador de 4 – 3 – 2R – 3RBI; CLEV 2 – LAA 13; ganó Richards con 9 SO en 5.2 IP.

El Grand Slam de Jace Bruce el Jueves 05 de 4 – 2 – 2R – 4 RBI – NYM 8 – WSH 2; ganó DeGrom (2 – 0) y perdió Strasburg (1 -1). Los 13 SO que le propinó C. Kluber en la blanqueada a DET 0 – CLEV 2  en 8.0 IP – 2H – 1B; perdió Liriano y salvó Miller.


Los 12 SO de S. Othani a OAK el domingo 8 de abril, 1 x 6 en 7.0 IP – 1H – 1B – 2 – 0 – 2,08; perdió Graveman. Otros 10 SO de M. Scherzer en el juego completo #3; ATL 0 – WSH 2 con 2H – 2 – 1 – 0,90 y perdió J. Teherán el lunes 09 de abril.

El jonrón #616 de Alberto Pujols (2) LAA 8 – TEX 3 a Doug Fister en la cuarta entrada, ganó Álvarez 1- 0 – 0,00 y perdió Fister 1 – 2 – 3,95. Las 6 RBI de José “Cafecito” Martínez (3) STL 13 – CINCI 4; de 5 - 4 – 1R – 364; ganó Wacha (2-1) y perdió Brice (0-2).

José Berríos lanza otro gran juego el jeves 12 de abril blanqueando a CWS 0 MIN 4; 2 - 1 – 2,18 – 3H en 7.0 IP; perdió Giolito (0-2). Clayton Kershaw gana su primer juego el jueves 19 de abril a ARIZ 2 – LAA 7 (1-2 – 1,73) con 12 SO – 2H – 1H4 en 7.0 IP; perdió Godley (2-1 – 3,00).


Justin Verlander repite ese mismo día y le propina 11 SO a TEX 3 – HOU 1 en 8.0 IP – 1ER – 1B – 1H4 – 1,35; ganó Kela en 10.0 IP – 2 - 0 – 0,00 y perdió Rondón (1-1 – 2,57) salvó Diekman (1) abrió por TEX Bartolo Colón, 7.2 IP – 7 SO – 1H – 1ER – 1B – 1,45. Verlander lanzó NO – NO el Sábado 7 de Mayo de 2011 a TOR 9 x 0; perdió Romero (3 -4); 1B – 4SO – 3,16; jonrón de Peralta (2) y Ávila (6).

Siguiendo con esa cadena de ponches, el lunes 16 de Abril  J. DeGrom 12 a WSH 8 – NYM 6 en 7.1 IP – 3ER – 1H4 – 6H – 3,24; ganó AJ Cole (1-1) y perdió Ramos (0-1) salvó Madson (2) y Jake Arrieta a PIT 10 SO en 7.0 IP – 1H – 2BB – PIT 0 – PHIL 7.

El sábado 21 de abril se da el primer NO – NO de la temporada lanzado por el muchacho samoano nacido en Valparaíso, Indiana, Sam Manaea BOS 0 – OAK 3 – 3 – 2 – 1,23 con 2B y 10 SO a 30 AB; perdió Sale (1-1) – 1,86.

El gran lanzador colombiano José Quintana llegó a su ponche 1.004 el domingo 22 de abril en la victoria CHC 9 – COL 7 – 2 – 1 – 7,78; perdió Márquez (1-2) salvó Morrow (4) en 5.1 IP – 8H -  4ER – 1B – 7SO – 2H4. Al zurdo nacido en Arjona, provincia de Bolívar le auguramos muchos éxitos al igual que a Julio Teherán que es posible puedan alcanzar las 15 victorias pero con una Era por debajo de las 3, ER.


El miércoles 02 de mayo el dominicano Carlos Martínez conecta su primer jonrón de su carrera en la victoria sobre CWS 2 – STL 3; 3- 1 – 1,40 – perdió Giolito (1-4) y jonrón de Fowler (4).

El segundo NO – NO se dio de manera muy particular el viernes 04 de mayo en la ciudad de Monterrey capital del Estado de Nuevo León entre LAD 4 – SD 0; porque fue un combinado, Walker Buehler, 2 – 0 – 1,13 en 6.0 IP – 3B – 8 SO; le siguió T. Cingrani 1.0 IP – 1SO; Y. García 1.0 IP – 2 SO y Liberatore 1.0 IP – 2SO – perdió Luchessi (3-2).

No muy a menudo se ven estos No Hitter en MLB falta que también se dé el juego perfecto combinado como ya se dio en la Liga del Norte de México el sábado 20 de junio de 2015. En 2014 se lanzaron 8 con 4 combinados.


Repite Max Scherzer con 15 SO el domingo 06 de mayo, PHIL 4 – WSH 5 – 5H – 1ER – 2B – 1,74; ganó Doolitle (1-1) y perdió Neris (1-2); y el Viernes 11 SO a ARIZ 3 x 1; perdió Koch (2-1) Salvó Doolitle (8). El tercer NO – NO se da el Martes 08 de Mayo cuando James Paxton liquidó a TOR 5 x 0; 3 BB – 7 SO – perdió Stroman (0-5) Paxton 2 -1 – 3,40.

Vince Velásquez riposta con victoria de 12 SO el jeves 10 de mayo, SF 3 – PHIL 6 en 6.0 IP - 5H – 3ER; 3 – 4 con salvamento de Neris (8) y tablazo de Carlos Santana (6). El Sábado 12 de Mayo Charlie Morton se lleva por la vía rápida a 14 en la victoria TEX 1 – HOU 6 en 7.0 IP – 4H – 1ER – que fue jonrón del novato debutante R. Guzmán (2); Morton 5 – 0 – 2,03.

El domingo 13 debuta un muchachito dominicano con escasos 21 años dando un concierto de serpentinas y estuvo lanzando juego perfecto hasta la quinta entrada. Fredy Peralta MILW 7 – COL 3 en 5.2 IP – 1H – 2B – 13 SO el único hit fue el jonrón de David Dahl (2); perdió J. Gray (4-5).

El miércoles 16 Justin Verlander blanquea a LAA 2 x 0 lanzando juego completo y llegando a su ponche 2500 de su carrera; ese mismo día Bartolo Colón en su victoria sobre SEAT 5 x 1 llega a sus 242 W.


En ATL aparece el fenómeno Ronald Acuña que debutó el miércoles 25 de abril con un hit en 5 turnos y una anotada; Futuras Estrellas 2017 el cual lo encontramos jugando pelota en la Liga Australiana como el único latino en esos momentos.

Fuimos los primeros en comenzar a hablar de éste Súper Talento y al mismo tiempo le comentábamos a Edison Rentería y a Carlos Martínez (ATL) que estos son los talentos que tenemos que desarrollar en Colombia.

Que por ende había la necesidad de subir de nivel para poder traer a nuestra Liga peloteros como éstos. Con escasos 20 años y una escalera rapidísima llegó a engrosar el trabajo ofensivo de un ATL que estaba en la necesidad de mejorar.

Acuña junto al canadiense Mike Soroka (20 años), Ozzaino Albies (21) y Fredy Peralta son los más jóvenes de la campaña. Su carrera tan vertiginosa es igual a otros Súper Talentos como B. Harper, M. Machado, C. Correa y M. Trout. Son peloteros con las herramientas completas donde no hace falta ni una arandela.

En síntesis, los mejores bateadores son hasta el momento M. Betts (BOS), O. Herrera (PHIL), M. Machado (BALT), B. Harper (WSH) y Javier Báez (CHC). Con más victorias M. Scherzer, 7 -1 – 1,69 – 1CG – 91 SO en 58.2 IP – 1SHO y los únicos invictos Miles Mikolas (STL) 5 – 0 - 2,63 – 37 SO en 51.1 IP y Charlie Morton (HOU) 5 – 0 – 2,03 – 62 SO en 48.2 IP; esto es lo mejor en lo que va de temporada.   

jueves, 17 de mayo de 2018



Los formidables salarios...


Continúa:


POR CESÁREO SUÁREZ NARANJO:

Muchas veces, a diferencia de la época actual, cuando las pretensiones de un jugador era de ganar más, venía un estira y afloja, en el que muchas veces salía ganando el dueño. No era fácil que este abriera la billetera (o la chequera, en su caso).

Muy sonadas fueron las ofertas - aprovechando “la situación” de los muy bajos sueldos - que les hizo Jorge Pasquel a los grandes peloteros del momento, a mediados de los cuarentas: a los mismos DiMaggio, Williams y Musial, ya mencionados. A este último incluso, según el mismo narró, le llegó a su propio hogar gente enviada por Pasquel, con una maleta que contenía 50,000 ¡de aquellos!, en efectivo.

Narra "El Hombre" que pensó en su esposa, sus hijos...¡ y lo rechazó! Y aquellas peticiones, que hicieran años antes "El Yankee Clipper", y Phil Rizzuto, al gerente general del equipo, para que este los mandara con "cajas destempladas".

Ya vimos como El Toro Valenzuela, y su representante Tony de Marco, pidieron una buena cantidad, al año siguiente en que Fernando fue la revelación en las Mayores. Pero, aunque no les dieron lo que pedían para 1982, si se fueron en "grande" para 1983, cuando Valenzuela se convirtió en el quinto jugador ganando 1'000,000 por temporada, al ganarles el arbitraje a los astutos abogados de los Dodgers. Los otros Nolan Ryan, Dave Winfield, Steve Carlton y Mike Schmidt.

Hoy, por lo regular, los dueños sueltan el "billete" hasta con gusto. Como lo han hecho con promesas, como Stephen Strasburg, o con jugadores "ya hechos", como Alex Rodríguez, Robinson Canó, y muchos más quienes con dos o tres buenas temporadas han llegado a ganar la "papeliza".

Pero, me gustaría hacer un poquito de historia. Después de los peloteros del "millón de dólares", vienen los que ganaron la "enorme" cifra de dos millones, uno de ellos George Foster (quien pasó del Cincinnati a los Mets), y a los que se unió Fernando, al firmar en 1986 un contrato de 6.5 millones por tres años.


Para 1987, entre los que ya tenían experiencia y los "recién llegados", encontramos una lista (no muy larga) que publicó "La Afición", entre los que estaban Dan Quisenberry, ganando 2.294 millones; Ed Murray, con 2.250 millones; Jim Rice, 2.220 M.; George Brett, 2.175 M.; Don Mattingly, 1.975 M.; Reggie Jackson (ya menos cotizado), 536,800 Dls.; Teodoro Higuera, 335,000 Dls.; José Canseco, 180,000 Dls.; Cecil Fielder, 78,500 Dls.; Mark McGwire, 67,500 Dls.; Fred McGriff, 62,500 Dls. (No son más que "unos cuantos", ¡conste!).

Para 1988, ningún jugador de los Rojos de Cincinnati llegaban a ganar el millón de dólares; pero para el año siguiente Eric Davis firmaba por 1.350 M.

Y, en ese 1989, el "Tanquecito" Kirby Puckett, fue el primero en firmar por tres "melones".

Por ese mismo tiempo, hubo un caso bastante simpático. Parecía ser que los Filis de Filadelfia necesitaban un nuevo short stop, para 1989, pues el que tuvieron en la temporada anterior, STEVE JELTZ - al que pagaron un salario de 215,000 Dls. - además de ser un mediocre, y con un promedio de bateo de apenas .187 - el más bajo, entre los bateadores con un mínimo de 200 veces al bat - pedía un aumento de ¡100,000 Dls.!; ello, sin ningun empacho o vergüenza.

El club había ofrecido pagarle el mismo salario, pero JELTZ se fue al arbitraje, y ¿que creen? ¡que el angelito logró un aumento, de 35,000! (cosas veredes, frase que inventó Jesús Alberto, ja, ja). Penny Wise-Penny Fool.

miércoles, 16 de mayo de 2018


Don Zimmer y el casco protector



Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga
Para El Niño Carmona


   En mi intrascendente carrera beisbolera de las Minas de Matahambre, comencé a batear encimándome al home. Pareciera como que los lanzadores me respetaban, pues ponía cara de santo con el propósito de que lanzaran por el medio del plato; poco a poco fui tomando confianza, hasta un día, un durísimo día, como la recta de aquel a quien llamaban Bonete, quien me sacó por un buen rato de las fantasías peloteriles.

   Aquel guajiro tiraba duro, durísimo y la pelota fue a dar a la cabeza, en los límites del frontal y el parietal izquierdo. No supe nada más hasta que horas después, al despertar en la Enfermería del pueblo (todavía no teníamos hospital), pude divisar a mis padres, hermanos y otros jugadores. Ha sido, quizás, la ocasión donde más cerca estuve de aquella a la que llaman parca y en el argot popular “la pelona”.

   Sería imposible un dato, ni siquiera cercano, a la cantidad de pelotazos que se han acumulado en la larga historia del todavía Deporte Nacional Cubano. Me viene a la mente aquel rectazo de humo de Rogelio García en el Capital San Luis, que dejó por un rato tirado sobre el plato al estelar Félix Isasi. Por fortuna, ya se usaba el casco.

   Entonces, como por arte de magia, había aparecido un jugador que conservó la vida gracias a las atenciones médicas y un poco de suerte, me refiero al norteamericano Don-Donald William Zimmer, quien en su largo historial en el mundo de las bolas y los strikes, provocó un cambio radical que devolvió la necesaria confianza a los bateadores: el casco protector.

   Conocido por Popeye, este jugador de cuadro, que tiraba y bateaba a la derecha, nació el 17 de enero de 1931, en Cincinnati, Ohio, y falleció el 4 de junio de 2014, en Dunedin, La Florida. Con 5’ 9 de estatura y 165 libras de peso.

   En 1951-1952 jugó para el CIENFUEGOS (.244) y en 1952-1953 alternó entre el MARIANAO y el CIENFUEGOS (.272) de la Liga Profesional Cubana, para acumular el siguiente resultado: en 369 veces al bate, conectó 98 hits (.266), con 38 anotadas, 50 impulsadas, 10 dobles, 5 triples, 8 jonrones y 1 base robada. Lideró los ponches recibidos en 1952-1953 (51).

   Terminada esa temporada, ganó celebridad después de recibir un bolazo en la cabeza, el 7 de julio de 1953, en un desafío de Ligas Menores entre el ST. PAUL, su equipo, y el COLUMBUS. El golpe le fracturó el cráneo y lo puso entre la vida y la muerte. Aquel accidente beisbolero provocaría incluir en las reglas la utilización obligatoria del casco, hoy universalizado.



Volviendo en la máquina del tiempo a 1953, encontramos que Zimmer al momento de recibir su pelotazo en la cabeza, se encontraba al frente de los jonroneros en la Asociación Americana con 23 bambinazos y 63 carreras remolcadas. Zimmer a quien le decían El Galleguito en Cuba y El Soldadito en México, es conocido en el ambiente deportivo de los Estados Unidos con el apodo de Popeye, por su gran parecido con el personaje de las tiras cómicas. Pero más que nada será recordado por haber sido el causante de que el béisbol organizado decidiera usar el casco protector debido a su accidente (…) La fractura del cráneo de Zimmer, mostró el camino a los jerarcas del béisbol, guiándoles a la adopción de una regla para el uso obligatorio del casco protector, siendo Rizzuto el primero en utilizarlo.


Por años se rumoró que Zimmer había jugado con una placa de acero en la cabeza, como consecuencia del accidente. Pero no fue así. Lo que tenía eran cuatro botones de tantalio (metal muy duro que se presenta ordinariamente en forma de polvo negro brillante), insertados en el cerebro, tres en el lado izquierdo y uno en el derecho para mantenerlo en su lugar. 

   A pesar de su larga trayectoria como jugador y técnico de alto nivel, cada vez que un bateador ocupe su turno en el plato y sienta rebotar una pelota sobre su testa, sin el temor de sufrir una hemorragia interna, elevará sus ojos al cielo y exclamará: “GRACIAS ZIMMER”. Después de una exitosa operación, continuó jugando. Participó en la Serie del Caribe de 1955, con el SANTURCE, de Puerto Rico. En 6 desafíos y 25 veces al bate, conectó 10 hits (.400).


    Se desempeñó en siete temporadas de las Ligas Menores, con los siguientes equipos: CAMBRIDGE DODGERS (1949), HORNELL DODGERS (1950), ELMIRA PIONEERS (1951), MOBILE BEARS (1952), ST. PAUL SAINTS (1953 y 1954), FIL SENATORS (1964), TOEI FLYERS (1966), KNOXVILLE SMOKIES (1967) y BUFFALO BISONS (1967). En 679 juegos y 2 651 veces al bate, conectó 761 hits (.287), con 27 bases robadas, 115 anotadas, 123 impulsadas, 136 dobles, 27 triples, 94 jonrones, 58 bases por bolas, 113 ponches y slugging de .465.

   Jugaría en doce temporadas de las Grandes Ligas: BROOKLYN DODGERS (1954, 1955, 1956 y 1957), LOS ANGELES DODGERS (1958, 1959 y 1963), CHICAGO CUBS (1960 y 1961), CINCINNATI REDS (1962), NEW YORK METS (1962), y WASHINGTON (1963, 1964 y 1965). En 1 095 desafíos y 3 283 veces al bate, conectó 773 hits (.235), con 353 anotadas, 352 impulsadas, 130 dobles, 22 triples y 91 jonrones. Recibió 246 bases, se ponchó en 678 ocasiones, con 45 bases robadas, para slugging de .372.


    Fueron célebres sus discusiones cuando ejercía como coach o director. La más recordada estuvo a cargo de Don con el estelar derecho dominicano Pedro Martínez, miembro del Salón de Fama de  Cooperstown. Pedro en plena juventud y un Zimmer de muchos años encima.

   Dirigió seis temporadas en las Ligas Menores. Como director-jugador: BUFFALO BISONS (1967) y KNOXVILLE SMOKIES (1967). Como director: INDIANAPOLIS (1968), KEY WEST (1969) y SALT LAKE CITY (1970). También lo hizo en catorce temporadas de las Mayores: SAN DIEGO PADRES (1972 y 1973), BOSTON RED SOX (1976, 1977, 1978, 1979 y 1980), TEXAS RANGERS (1981 y 1982), CHICAGO CUBS (1988, 1989, 1990 y 1991) y NEW YORK YANKEES (1999). En 1 780 juegos, ganó 906 y perdió 873 (.509).

   Resultó electo dos años en el Todos Estrellas. Ganó seis Series Mundiales (1955, 1959, 1996, 1998, 1999 y 2000). En 1989 fue proclamado Director del Año. El TAMPA BAY RAYS retiró su número, el 66. Fue electo al Salón de la Fama del BOSTON RED SOX.

   He ahí la historia de un hombre que, sin desearlo, salvó la vida a no se sabe cuántos jugadores. Y los seguirá salvando, porque a nadie se le ocurriría en estos tiempos donde se lanza hasta por encima de las 100 millas, aventurarse a comparecer en el cajón de bateo sin el “sagrado” adminículo.


Liga Profesional Cubana:

VB   H   AVE   CA   CI   2B   3B    HR  BR
369  98    .266    38    50    10    5      8      1

-En 1952-1953 encabezó los ponches recibidos (51).

Grandes Ligas:

JJ      VB     H    AVE  CA CI     2B  3B    HR   SLG
1095  3283 773  .235    353  352  130  22     91    .372


(Con documentación de Bitácora Cubana, Baseball-Reference.com, Wikipedia, the free encyclopedia, Jorge Figueredo, Raúl Diez Muro, Guías del Béisbol Profesional Cubano, Peter Bjarkman, Severo Nieto, Jorge Alfonso, Enciclopedias de las Grandes Ligas, Jesús Alberto Rubio, Carlos Castillo, Jaime Cervantes, Yasel Porto Gómez, Ismael Sené,  Eddy Martin, Eladio Secades, Nelson Varela, René Molina, Marino Martínez, Jess Losada, Rogelio A. Letusé La O, y otras fuentes). 

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga.
Pinar del Río, mayo de 2018.

martes, 8 de mayo de 2018


  LANZANDO PARA HOME

LOS TRIPLES...

Por alfonso Araujo Bojórquez.



Cuando conocí el Estadio Revolución de Navojoa, me llamó la atención la lejanía de sus bardas, pues era totalmente cuadrado.

Cuando Navojoa tuvo béisbol profesional, tuvieron que incrustar una barda dentro del mismo parque, para tener las medidas convencionales por cada uno de los jardines.

Hasta que leí, muchos años después, supe el por qué del parque cuadrado.

En el siglo XIX y principios del XX, los nuevos parques de Ligas Mayores eran cuadrados, así que las distancias eran enormes y eso contribuyó para que se batearan muchos triples.

Por ejemplo la marca de triples en una temporada para un equipo es de 153 en 129 juegos en poder de Baltimore en 1894 en Liga Nacional.

A partir de 1900, el récord está en poder de Pittsburgh en la Liga Nacional con 129 en 152 partidos, mientras en la Liga Americana que dio comienzo en 1901, también pertenece a los Orioles de Baltimore con 112 en 134 juegos. Ese equipo se convirtió en Yankees a partir de 1903. Los Americans de Boston empataron la marca de 112 en 1903.

También hay récord de menos triples en una temporada y lo tienen curiosamente los Orioles de Baltimore con 11 en 1998.

En la Liga Nacional comparten los Dodgers en 1986 y Mets de Nueva York en 1999 con 14.

Hay marcas de triples en un juego y está en poder de nuevo con Baltimore, que le bateó 9 triples en la Liga Nacional el 3 de septiembre de 1894 a los Spiders de Cleveland.

Ya dentro del siglo XX, el 30 de mayo de 1925 los Piratas de Pittsburgh les bateó 8 triples a los Cardenales de San Luis. En la Liga Americana, Medias Blancas de Chicago conectó 6 triples al pitcheo de los Cerveceros de Milwaukee. Esa marca ha sido empatada con 6 triples, Atléticos a Detroit en 1912, Medias Blancas a Yankees en 1920 y Tigres también a Yankees en 1922.

Ahora viene la marca de triples en una entrada.

Los Indios de Cleveland empataron el récord de batear 4 triples en el mismo episodio, que fue el quinto. Cleveland realizó racimo de 7 carreras con esos cuatro triples, pero ninguno fue consecutivo. Esto sucedió en el Shibe Park de Filadelfia, que más tarde le cambiaron el nombre a Connie Mack Stadium.

El episodio de los triples fue el quinto el lunes 8 de Mayo de 1922, ganando los Indios por 14-4 a los Atléticos de Filadelfia.

En nuestro béisbol de invierno, los Naranjeros tienen la marca de más triples en una temporada con 27 en 1979-80, donde Ray Torres la impuso con 8, marca persona, la que fue empatada por Wellington Dotel de Mexicali en el 2015-16.

El tercero en discordia es Leo Heras de los Yaquis hace dos temporadas al aprovechar el nuevo estadio de los Yaquis, que el callejón entre central y derecho es apropiado para éstos batazos.

Por su parte Matías Carrillo es el número uno de por vida con 40 hits de tres bases, aunque Alonso Téllez quedo uno menos.

Por equipos, los Venados jugando en Mazatlán contra Obregón, batearon 4 triples, pues con todo y eso, los Yaquis ganaron por 4-3. En la octava entrada, los Venados conectaron tres seguidos, siendo de Ray Sadler, Miguel Flores y Adrián González.

Para que vea lo difícil de batear triples en el béisbol moderno, los Águilas de Mexicali, tuvieron 0 triples en 2,164 turnos en la campaña del 2001-2002...Después más lanzamientos.

sábado, 5 de mayo de 2018

TUZOS DE GUANAJUATO


LOS TUZOS DE GUANAJUATO (1962); EXPERIENCIA, ESPECTACULAR BATEO Y JUVENTUD  EN EL BEISBOL PROFESIONAL DE GUANAJUATO

(Serie 100 años del Béisbol en Guanajuato)


Jorge A. Cervantes Jáuregui.


Saludos estimado Jesús. Comentamos hace algunos días, a raíz de aquella nota que te envié sobre Tuzos y Algodoneros sobre los Tuzos de 1962.Ubiqué lo que escribí hace tiempo sobre Tuzos y una foto que como te comentaba, no es buena. De los pocos que se distinguen es Caballero. Pero ahí están entre otros Rolando Camarero, Elpidio Osuna, Frayde, Gonzalo Vollalobos, Cliserio Trujillo, Eloy Gutiérrez. 
Un buen fin de semana.



Llega el turno de la historia en nuestra sección “Cien años del beisbol en Guanajuato”, a los “Tuzos” de esta ciudad del año 1962 que como todo un proyecto que buscaba consolidarse y seguir siendo semillero de posibles estrellas de nuestro béisbol nacional, iba cosechando frutos al ya haber generado algunos “garbanzos de a libra” para nutrir a los circuitos superiores.

Sin temor a equivocarme, de esos potenciales estrellas surgidas de “Tuzos”, ya habrían saltado a la Liga Mexicana para el año 1962, Lorenzo “Carbonero” López, Jaime Favela y José Ruíz, los tres, hacia el “Águila” de Veracruz.

De ellos tres, “Carbonero” y Favela, lograron consolidar su carrera en dicha liga.
 
El equipo fue dirigido por Ramiro Caballero, que proveniente también del “Águila”, ya contaba con 32 años.

El año anterior, había tenido la que fue su mejor temporada en Liga Mexicana, al haber participado en 87 juegos, habiendo bateado para 0.280, con 60 hits, de ellos 8 “para la calle”. Se desempeño pues como manager-jugador.

Veamos ahora cual fue el roster completo para constatar  muchas nuevas adiciones con peloteros muy interesantes.

De nuestros locales, Alfonso “Cólera” Preciado retornó al equipo. Nahún Landeros continuó con desempeño destacado, e hizo su debut  Mauro Rocha. Hilario “Layos” Martínez ya no participó con “Tuzos” en este 1962.

Aquí va la lista completa: René Álvarez, Tito Bárcenas, Ramiro Caballero, Rolando Camarero, Blas Castro, Reynaldo Castro, Manuel Copado Rubí, Gumaro Corral, Armando de León, Jesús Delgado, Eduardo “Eddie” Escalante, Manuel Estrada, Guillermo “Bachicha” Frayde, Moisés Gordillo, Eloy Gutiérrez, Catarino Hernández, Camerino Hernández, Nahún Landeros,  Enrique Leduc, Gilberto López, Héctor Machado, Elpidio Osuna, Salvador Valencia, Germán Pérez, Sergio Pérez, Alfonso Preciado, Armando Quiñónez, Hugo Ríos, Domingo Rivera (“El Pato Lucas”, Mauro Rocha, Alejandro Rodelo, Jesús Rodríguez, Mario Saldaña, Ciro Soto, Cliserio Trujillo, Lázaro Uzcanga, Reyes Velásquez, y nada menos que Gonzalo Villalobos.


Como podemos ver, una lista sumamente interesante, tanto en el bateo, en el pitcheo y a la defensiva. También, una combinación de jugadores jóvenes con algunos ya veteranos y con mucho trecho recorrido.

Podemos ver que entre los prospectos, sin duda alguna resaltan de la lista los nombres de Rolando Camarero (19 años), Elpidio Osuna (20 años), Domingo Rivera (19 años), Gonzalo Villalobos (19 años) y Eloy Gutiérrez (Este último ya en su tercera temporada “Tuza”).

Los tres primeros, a la postre, destacadísimos peloteros, de donde recordemos que Elpidio, es al momento junto con Fernando Valenzuela los únicos dos ex tuzos en el Salón de la Fama de nuestro Béisbol. Los otros dos, vieron frustradas sus carreras ya en buen rumbo, uno por un lamentable accidente y el otro, que perdiera la vida de manera trágica.

Entre los lanzadores, vemos en la lista a jugadores ya formados, como Cliserio Trujillo de trayectoria muy reconocida en las ligas más fuertes de México, y que sin embargo, no participo en la Liga Mexicana.


Vemos también al conocido celayense Ciro Soto, que además también destacaba con el bat. De igual manera al pimentoso Enrique Leduc, del que se cuentan multitud de anécdotas, y que desafortunadamente y las cosas de la vida, retornó a Guanajuato en un invierno acompañando a un pelotero de venía de la ciudad de México a reforzar a los “Mineros” de la Liga Mayor del Centro si mal no recordamos en el año de 1987. Fue presentado al público asistente. En su viaje de retorno, el autobús en que viajaba sufrió un accidente y desafortunadamente Leduc perdió la vida.

Nuestra novena, con ese material humano tan experimentado y por otro lado novel y prometedor, no pudo hacer mucho al mando de Caballero.

Al igual que en el año anterior, ocupó la quinta posición de entre seis equipos participantes, con un record de 54 ganados y 66 perdidosa 16 y medio juegos del campeón del torneo, los “Mineros” de Fresnillo.

Estos “Mineros”, fueron dirigidos por los legendarios Manuel Arroyo y Tony Castaño. Luego siguió “Rieleros” de Aguascalientes al mando del recordadísimo Bill Wrigth y por Jesús Robles. Después en tercera posición, “Lechugeros” de León, dirigidos por el tremendo pelotero y miembro salón de la Fama Daniel “Coyota” Ríos.

En cuarto y muy pegado a “Tuzos”, “Tuneros” de San Luís con Domingo Santana. “Petroleros” de Salamanca también repitieron como último lugar con Bernardo López. Sin embargo, el gran atractivo de la temporada y que llenaba los estadios, fue la figura de nuestro manager-jugador Ramiro Caballero. Experimentadísimo, con tremenda presencia y “swing” bárbaro, recordemos que bateó para 0.414, siendo campeón de bateo, de hits 175, de jonrones con la marca para la eternidad en la extinta Liga, de 59 y de carreras producidas con 170. El espectáculo, estaba asegurado.

En ese año la inolvidable anécdota del único jonrón bateado por Nahún Landeros apenas rebasando la barda del jardín derecho y que al llegar a la caseta, le dijo a Caballero, que para entonces ya rebasaba los cuarenta batazos de cuatro esquinas, “que se cuidara”.

Genaro Puente de “Tuneros” fue campeón de dobles con 38. De la dinastía Arano, Wilfredo “Willie” Arano, en el departamento de hits triples con una cifra altísima de 20 y además, pues volaba en los senderos, campeón de bases robadas con nada menos que 48.

En el pitcheo, Ricardo Vázquez, del equipo León, se alzó con la doble corona en ganados y perdidos con 13 y 2, y con un excelente 2.38 en carreras limpias. En ponches, hizo su aparición un jovencito que luego sería gloria y leyenda de nuestra pelota nacional y desde luego miembro del Salón de la Fama. Me refiero a Alfredo “El Zurdo” Ortiz, que jugando para el equipo campeón, fue valuarte ya que recetó “nada más” 145 chocolates.


En “Tuzos”, la receptoría estaba perfectamente bien cuidada entre juventud y experiencia (Eloy Gutiérrez y Guillermo Frayde). De entre los lanzadores, se puede ver que los “caballos” fueron Manuel Copado (lanzador zurdo veracruzano), Catarino Hernández, Alejandro Rodelo, Jesús Rodríguez y Cliserio Trujillo. 

Con el histórico “San Jerónimo” casi siempre rebosante de aficionados que veíamos con gran gusto el despliegue de experiencia y la enjundia e inteligencia de los nuevos prospectos que tuvimos la fortuna de ver coincidir en este año, la afición ya sentía que necesitaba un campeonato, lo que finalmente ocurrió en la temporada siguiente de 1963. 

lunes, 30 de abril de 2018

CAMPANERIS, PAIGE Y CY YOUNG


LANZANDO PARA HOME

Por Alfonso Araujo Bojórquez.


Dagoberto "Bert" Campaneris, fue el primero en Ligas Mayores en jugar las nueve posiciones y eso sucedió el miércoles 8 de septiembre de 1965 en el Municipal Stadium de Kansas City.

El encuentro lo ganaron los Angeles de California 5-3en 13 entradas, teniéndose una asistencia de 21,576 aficionados que disfrutaron el juego durante 4 horas con 14 minutos.

Bert Campaneris  empezó en su posición original de parador en corto, luego vio acción como segunda y tercera; enseguida, pasó a los tres jardines. Luego regresó a primera base, se subió a la loma a lanzar, y terminó de catcher.

Además, no terminó el juego, ya que cuando estaba de receptor vino una jugada en la novena entrada, donde tratando de poner out al corredor Ed Kirkpatrick, salió lesionado y no terminó las incidencias aunque, eso sí, ¡estuvo en las nueve posiciones!

El de  más edad


El jugador de más edad en jugar en Ligas Mayores fue el pitcher Satchel Paige, de los Atléticos de Kansas City.

A sus 59 años lanzó contra Medias Rojas de Boston el sábado 25 de sptiembre de 1965:

Abrió el partido en el Municipal Stadium de Kansas City y tuvo una magistral actuación de tres entradas; sólo permitió un hit, que fue doble de Carl Yastrzemski en la primera entrada con dos outs y luego dominó a Tony Conigliaro con elevado al jardín izquierdo.

La segunda y tercera entrada las retiró en riguroso orden.

El juego no llamó mucho la atención en Kansas City, pues solo 9,289 aficionados pagaron boleto.

Ganaban los Atléticos en seis entradas, pero en la séptima hicieron dos para empatar y tres en la octava para ganar por 5-3.

En la Serie Mundial de 1948, Paige lanzó dos tercios de entrada en contra de los Bravos de Boston y estuvo en un Juego de Estrellas de 1948, militando con la Liga Americana que perdió 5-1.

Fue el último lanzador de la Liga Americana, en una entrada, le pegaron 3 hits y le hicieron dos carreras, aunque la derrota fue para Allie Reynolds.


¡511 triunfos!
  


Denton True "Cy" Young, fue un pitcher de la vieja guardia que obtuvo 511 victorias en su carrera que dio comienzo en 1890.

Fue bautizado "Cyclone" por su gran velocidad y luego se acorto a "Cy".

En honor de éste lanzador, se empezó a entregar un trofeo con su nombre al mejor pitcher de las Ligas Mayores, que vino siendo Don Newcombe de los Dodgers de Brooklyn en 1956.

El primer año que se otorgó un trofeo por cada liga, fue en 1967...

Después más lanzamientos.

viernes, 27 de abril de 2018


¿Dónde están los 16 latinos entre los mejores 100 prospectos para 2015?

Por: Eddy Henríquez

En el mes de febrero de ese año publicamos un artículo referente a los latinos que formaban parte de los mejores talentos para MLB, los cuales estaban repartidos entre Clase A de Avanzada y el Equipo Grande.

De esos 16 encontramos 8 dominicanos, 3 de Puerto Rico, Colombia, México, Panamá, Venezuela y Cuba con 1 c/u. Hoy, 7 de ellos son Súper Estrellas y tomamos como primero al que causó revolución con su firma, catalogado el Novato con mejor proyección firmado fuera de los EE. UU. Nacido en Santa Isabel, Ponce, por el que Houston pagó un importante bono.



Carlos Correa el # 2 que contaba en ese momento con 20 años, comenzó en la GCL y terminó 2014 en el Lancaster Jet Hawks en la Liga de California quedando programado para 2016. Luego, el 11 de mayo de 2015 fue ascendido al Grizzlies de Fresno Triple A en la PCL; no sin antes haber hecho 29 juegos en AA con el Corpus Christi Liga Tejana donde bateó 385 – 7 H4 – 32 RBI y 25 R en 117 AB.

Con este ascenso tan vertiginoso quedó demostrado que estábamos frente a un Súper Talento, para sorpresa nuestra fue subido a MLB y para darle espacio mandaron al RHP Jake Buchanan al Fresno el domingo 07 de junio de 2015.

El martes 9 conectó su primer jonrón en la derrota ante CWS 2x4; de 4 - 2 – 1R – 2 RBI – 1 SO – 2 LOB – 375. Ganó C. Rodón (2 – 0) perdió Keuchel (7 – 2 – 1,90) y salvó D. Robertson; H4 de J. D. Abreu (10).

Fue elegido Novato del Año Liga Americana y tercero en nuestro Ranking como mejor debutante detrás de K. Bryant (CHC) y Matt Canha (OAK) con 279 – 22 H4 – 68 RBI y 52 R. Juego de Estrellas 2017 y Campeón Serie Final. En 3 temporadas de 2015 a 2017 ha producido 248 carreras con 66 H4 y 83 H2.


El # 4 Francisco Lindor (CLEV) otro que junto a Correa son los dos campo cortos con mayor proyección al futuro, claro, que algunos o muchos ubican a Lindor como el mejor; nosotros los tomamos a los dos para que no haya pelea.

Fue el quinto mejor debutante 2015 después de Jung Ho Kang, SS (Pitt) con 313 – 12 H4 – 51 RBI y 50 R. Respondió en 2017 con 273 – 33 H4 – 89 RBI y 44 H2… ¡Año mágico!... De 2015 a 2017 ha producido 218 carreras con 60 H4.

En la Serie Final 2016 frente a CHC era quien encendía la chispa, el más alegre con su sonrisa eterna, “pimientoso” y sobre todo muy valioso. Juego de Estrellas 2016 – 2017; mejor defensa 2016; Guante de Oro y Platino 2016 y Bate de Plata 2017. De pronto tiene más pergaminos que Correa… ¡Pero ambos son Súper Estrellas!...

El # 7 Miguel Sanó, 3B (MIN) debutó en julio 02 de 2015 en 80 G – 46 R – 18 H4 y 52 RBI; ya acumula 75 H4 con 206 RBI; en 2017 se fajó y produjo 77 RBI con 28 H4.




El “manito” nacido en Sinaloa, Julio Urías, LHP # 14 debutó en 2016 con LAD, entre 2016 – 2017 hizo 20 GS en 23 G con 5 – 4 – 3,86 y 95 SO en 100.1 IP. Se lesionó, fue sometido a cirugía en el hombro izquierdo y es posible que regrese en mayo próximo.

Del 14 saltamos al # 30 Jorge Alfaro, nacido en Sincelejo, Región Caribe Colombia, transferido de Texas a Filadelfia, hizo parte de la negociación de Cole Hamels aterrizando junto a Matt Harrison, LHP, el OF Nick Williams y el RHP Jake Thompson el viernes 31 de julio de 2015.

Debutó en 2016, en 2017 participó en 29 G – 5 H4 – 14 RBI pero se ponchó 33 veces lo cual es nuestra principal preocupación. En esta temporada tiene que mejorar disparando de 10 a 12 jonrones e impulsar más de 30 carreras si quiere permanecer en MLB.

En 2017 conectó un jonrón en el Petco Park de San Diego que sobrepasó las 130 millas por hora y en el pasado Clásico Mundial le conectó un flechazo a Fernando Rodney que destrozó las nubes.

José Berríos, SP # 33 (MIN) otra estrella que debutó en 2016, no le fue muy bien con 3 – 7 – 8,02 – 1.86 en 14 GS; pero en 2017 estuvo muy bien con 14 – 8 – 3,89 en 25 GS con 139 SO en 145.2 IP.

Junto a Lance Lynn, Brian Dozier, Miguel Sanó y Eddie Rosario son capaces de echarse el equipo al hombro, con la ayuda del germano Matt Kepler. En la pasada serie en San Juan se robaron el show.



El cubano Jorge Soler, OF # 48 debutó en 2014 y respondió con 262 – 10 H4 – 47 RBI – 39 R como séptimo en el Ranking nuestro detrás de Ben Paulsen (COL) en 2015 repitió como octavo con 270 – 5 H4 y 34 RBI. CHC pagó un jugoso bono por este desertor que supuestamente no colmó las expectativas y fue negociado con K.C. Su producción no es muy alta pero al menos está jugando casi todos los días.

Domingo Santana, OF # 50 (HOUS) debutó en 2014 y pasó desapercibido con 14 SO en 6 G, en 2015 pasó a Milwaukee y como coincidencia también mejoró en 2017 conectando 30 H4 con 85 RBI – 88 R – 278; se poncha mucho y ha comenzado 2018 muy bajo de ofensiva.

José Peraza, 2B -  SS # 52 (ATL) nacido en Barinas (VEN), debutó en 2015 con LAD y ahora hace parte de CINCI desde 2016. Es más que todo defensivo y a la fecha sólo ha cometido 14 errores en 226 juegos como LF, CF, 2B y SS.

El # 54 Maikel Franco, 3B (PHIL) hijo de Julio Franco, debutó en 2014 y fue el número 5 en nuestro Ranking después de Joc Pederson (LAD) con 280 – 14 H4 – 50 RBI; es una estrella en potencia y jamás debe irse de Filadelfia. En 2016 – 2017 produjo 164 RBI con 49 H4 y 52 H2; pero con promedio bajo de los 250 que es la característica de los grandes empujadores.

Luis Severino, SP # 62 (NYY) el cual debutó en 2015 y de qué manera, pisando firme y con pie derecho, 5 – 3 – 2,89 en 11 GS; es otro al que le sonrió el 2017 porque hizo una temporada de ensueño con 14 – 6 – 298 – 1.04 y la “vicoca” de 230 SO en 193.1 IP – 31 GS. Es otra Súper Estrella pero tuvo un 2016 desastroso.


El # 69 Gary Sánchez, C (NYY) el receptor del futuro para los mulos del Bronx, también debutó en 2015 y se comió la temporada 2017 con 33 H4 – 90 RBI – 20 H2 – 79 R y Bate de Plata con Juego de Estrellas.

El # 76 Cristian Betancourt, C (ATL) nacido en Panamá City, debutó en 2013 y su ofensiva no funcionó. En 2016 pasó a San Diego y éstos le recomendaron que trabajara como lanzador en la Liga Invernal del Istmo, porque querían utilizarlo como tal.

El experimento no funcionó y fue dejado libre en 2017, luego consiguió contrato de Liga Menor con Milwaukee con invitación, no pudo hacer el equipo grande y terminó en el Colorado Springs sucursal Triple A de la PCL donde según afirmación del Jefe de MILB Tom Flanagan… ¡Fue firmado como Catcher!...

El # 86 Miguel Almonte, SP (KC) con apellido de grandes ligas, debutó en 2015 y no estuvo bien (2015 – 2017) 0 – 2 – 7,59 – 1.97. Es bastante malgeniado y esto no le conviene. Actualmente pertenece a LAA, está en el Salt Lake Bees, Triple A PCL; lesionado y es 40 Man Roster, su pariente Abraham sigue en KC.

Raimel Tapia, OF # 88 (COL) debutó en 2016 y estuvo con ellos hasta 2017, está en Triple A con el Albuquerque en la PCL, es 40 Man Roster y batea para 274 con 4 H4 y 5 H2 al 23 de Abril.

Y por último, el # 94 Rafael Montero, RHP (NYM) debutó en 2014 y estuvo en el equipo grande hasta 2017; en cuatro temporadas 6 – 16 – 5,38 – 1.70; está lesionado con incapacidad de 60 días pero parece que se perderá todo el 2018.