domingo, 11 de febrero de 2018

ESTRELLAS DEL BÉISBOL
www.beisboldelosbarrios.com

PRIMERA VEZ QUE SE MENCIONÓ “BÉISBOL”

Por Héctor Barrios Fernández.


“A Little Pretty Pocket-Book”, fue publicado por primera vez en 1744 por John Newberry en Inglaterra, fue una colección de rimas acompañadas por unos dibujos de gravados en madera las cuales contenían ilustraciones de unos niños realizando diferentes actividades lúdicas al aire libre.

El libro era un intento el cual a manera de juego intentaba enseñar a los niños el alfabeto. “A Little Pretty Pocket-Book” es considerado el primer libro para niños escrito en inglés, además para los interesados, contiene la primera referencia  impresa conocida  de la palabra “béisbol”.

El libro venía empaquetado con una pelota o con una almohadilla para colocar los alfileres, como aquellas que usaban las abuelitas de antes, al menos la mía, dependiendo si el libro era comprado para niño o para niña.

No se tiene conocimiento de que sobrevivan copias del original de la publicación de 1744 y la edición más antigua que existe data del año de 1760.

Ya fuera de contrabando o importadas, ediciones de este libro comenzaron a aparecer en los ahora Estados Unidos alrededor de los 1760s y la primera edición de “A Little Pretty Pocket Book” impresa para el mercado americano fue publicada por Isaiah Thomas en Worcester, Massachusetts en 1787. Pero no vaya Usted a creer que fue alguno de los dos famosos basquetbolistas con ese nombre, ellos son del siglo XX.

Una de las imágenes dedicadas al “Base-Ball” nos presenta a tres niños estacionados en diferentes postes o palos.

Un jugador está listo para lanzarle una pelota a otro, quien permanece listo para golpearla.

Evidentemente la meta del bateador es golpear la pelota y correr a su siguiente destino que es otro palo. Los postes regularmente servían como bases en los juegos de “ball and base” desarrollados en el siglo XIX. Cuando no se usaba un garrote o bat para golpear la pelota, ésta se golpeaba con la mano y el juego recibía el nombre de “handball,” siempre usando los postes antecesores de las bases actuales, con la finalidad de alcanzar el próximo, como siguiente objetivo.

Este libro para niños tiene un gran significado porque representa la primera vez que vemos impreso el término “base-ball”.

No es un libro que nos describa el juego como tal, o que nos relacione las reglas de esta clase de béisbol con el actual. Como muchos juegos para niños de ese tiempo en Inglaterra y los Estados Unidos de aquella época, éste incluía una pelota y correr alrededor de las bases o postes.

En esta obra el término “base-ball” en general fue usado para describirnos diversos pasatiempos para niños que involucraban una base y una pelota.

Con algunas variantes, un bat fue agregado al juego, conectando así la antigua forma con el béisbol moderno en su largo peregrinar evolutivo hasta el día de hoy.

Diferentes puntos de vista de un juego o juegos llamados “base ball” continuaron apareciendo en folletos y panfletos acerca de juegos para niños en los 1800s.

“The Boys’s On Book: A Complete Encyclopedia of All the Diversions, Athletic, Scientific, and Recreative, of Beyond and Youth,” de William Clarke, publicada en 1828 en Londres y en Boston un año más tarde, nos proporciona las primeras reglas impresas de un juego inglés llamado “rounders”.

Robin Carver de Boston reimprimió las reglas de Clarke en su publicación de 1834 llamada “The Book of Sports,” llamando al juego “Base o Goal Ball,” explicando que: “Este juego es conocido con una variedad de nombres. Algunas veces llamado ‘round ball,’ pero creo que ‘Base o Goal Ball’ son los nombres generalmente aceptados.

Con el paso de los tiempos fueron apareciendo otras publicaciones igualmente valiosas que nos daban cuenta de diferentes variantes en el juego.

En algunas las bases se recorrían en el sentido de las manecillas del reloj, luego cambió al sentido contrario, apareció el término “inning,” y el de “diamante,” aparece el concepto de “tres strikes y estás out,” desaparecen reglas como la de que todos los miembros de un equipo tenían que ser puestos out, antes de que viniera el otro a tomar su turno al bat, así en ese largo viaje en el tiempo el juego fue tomando la forma que conocemos hoy como Béisbol.

“A Little Pretty Pocket-Book” se convirtió en un verdadero puente en ese viaje, un libro en el que por primera vez se mencionó de manera impresa la palabra “Base-Ball,” un deporte que no solamente fue conocido en Inglaterra a mediados del siglo XVIII, sino que debido a que fue lo suficientemente popular y familiar como para ser mencionado en esta obra que se imprimió y reimprimió por décadas en ambos lados del Océano Atlántico.

Sin lugar a dudas los niños de todos los tiempos hemos tenido el precioso don de la sabiduría, la energía y el ingenio para inventar, reinventar o adaptar y adoptar toda clase de juegos, dones que generalmente poco a poco el paso del tiempo se encarga de ir mermando.

Cuántas veces en nuestra niñez, sin pretenderlo ni saberlo, “inventamos” toda clase de juegos incluido el del “bat,” “cachar,” o simplemente el “beis,” cuántas veces como bateadores le señalamos con nuestro bat al lanzador el lugar exacto en donde queríamos recibir el lanzamiento, sólo para “descubrir” ahora que esa era la costumbre antigua, o bien practicamos el juego en la calle del vecindario utilizando una, dos o tres bases, con pelota de trapo y a falta de un bat, bateábamos la pelota con la mano desnuda, tal y como lo fue en tiempos pasados.

Por lo tanto quiero pensar que todos y cada uno de nosotros somos parte del proceso evolutivo de este precioso deporte llamado Béisbol.

Así que hay que seguir llegando a “Home with Joy” “Casa con Alegría.”


info@beisboldelosbarrios.com

1 comentario: