sábado, 5 de noviembre de 2016

LMB: REGRESA EL BEISBOL A LEÓN


JORGE A. CERVANTES JÁUREGUI:

CONTINÚA:


En primer término, los Cachorros, que en 1979 tuvieron como manager a Benjamín “Papelero” Valenzuela y contó durante parte de la temporada nada menos que con Héctor Espino, que luego pasaría a Torreón.

Otros grandes jugadores que integraron esa novena y que se encontraban al final de su brillante carrera fueron Celerino Sánchez y Lorenzo “Carbonero” López. Verdaderos cañoneros.

Otro muy destacado, lo fue el panameño Iván Murrell que compartió el liderato de jonrones con 24. Algunos lanzadores ya muy reconocidos como Antonio Pollorena y Nicolás García.

El equipo que compartió la zona norte (este) con Nuevo Laredo, Monterrey, Tampico y Poza Rica, ocupó el último lugar. En la temporada de 1980, ahora bajo la dirección de Mario Saldaña, nuevamente Iván Murrell encabezaba a los jonroneros (32) y cuando se preveía que rompería el récord de 46 impuesto por Héctor Espino en 1964, vino la interrupción por la recordada huelga de la ANABE (Asociación Nacional de Beisbolistas), en la que con toda justicia los peloteros pugnaban por asociarse sin que ello lamentablemente cristalizara, siendo ésta una historia que debe recordarse.

Por cierto que durante el invierno de ese atribulado año, Iván Murrell participó en la Liga Mayor del Centro y sostuvo tremendo duelo por el título de jonrones con el jovencito, Alfonso “Poncho” Aldana, que jugaba para Profesionistas.

 El equipo Cachorros desapareció pero volvió la sede a León en 1983 ahora como Bravos y al mando de Marcelo Juárez y luego de Benjamín Valenzuela.

En muy peleada temporada, quedaron a 8 juegos del primer lugar y a sólo 4 de la calificación a serie de post-temporada.

Entre algunos de sus peloteros que se recuerdan son el gran Jack Pierce  Jesús Sommers, Alvin Moore, Juan Francisco “Chico” Rodríguez, Francisco “Paquín” Estrada, Porfirio Ruíz, Horacio Valenzuela y lanzadores como José “Grandote” Peña, Diego Segui y Jessie Jefferson.

 Seguiremos recordando ésta época, esperando que el proyecto de Bravos sea duradero y permita desarrollar el semillero de jóvenes valores de nuestra región para la pelota profesional.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada