miércoles, 1 de agosto de 2018

ARAUJO Y SUS GRANDES TEMAS DE BEISBOL


LANZANDO PARA HOME

Grandes temas de beisbol

POR ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ.


Tuve el gusto de ver la película sobre la vida de Babe Ruth en el Cine Río Mayo de Navojoa en 1948 y ver ese impresionante Yankee Stadium, me dije para mis adentros, algún día conoceré ese famoso estadio de béisbol.
Fue en 1964, cuando ya era el anotador oficial de los Yaquis, encargado del sonido local del estadio "Álvaro Obregón", cuando aprovechando una promoción de Greyhound, que viajabas 100 días por 100 dólares y la meta era la ciudad de Nueva York, donde se celebraría la Feria Mundial.
Tras de viajar en autobús hasta Tucson, Arizona, ahí abordé uno de los modernos autobuses de esa famosa compañía. Tenía curiosidad por conocer The Sporting News en San Luis, Misouri y fui a sus oficinas, donde me di a entender y me atendió un señor de apellido Kakline y me enseñó el archivo, donde tenía todo lo relativo a la Liga Mexicana de verano y me mostró varias fotos de Héctor Espino, que ya era famoso. Compré varias Guías Oficiales, pero de los años 30 y 40, a un dólar cada una.
Cuando faltaban varias millas para llegar a Nueva York, ya se veían los altos edificios y al llegar al río, el autobús se metió en un túnel, cuya salida era la gran ciudad. Lo primero que pregunté cómo llegar al Yankee Stadium, que estaba en el Bronx. Compré un boleto que me costó seis dólares y su situación era buena, pero me tocó uno de los postes de hierro. Tuve la suerte de ver lanzar a Eddie Ford, que jugó para Mazatlán en la vieja Liga de la Costa y venció por 1-0 a Washington y al pitcher Bennie Daniels.
Yo pensaba que el Salón de la Fama estaba en Nueva York, pero en el hotel me dijeron que estaba en un pueblo de nombre Cooperstown, en el Estado de New York.
 Fui a la Central de Autobuses y compré un boleto para trasladarme a Copperstown. Fueron de 5 a 6 horas para llegar. El edificio donde estaba el Salón de la Fama, dejaba mucho que desear. Compré varios souvenirs y anunciaban la llegada de los nuevos miembros: eran Red Faber, Luke Appling, Heinie Manush y Burleigh Grimes.
Faber lanzó en 20 temporadas entre 1914 y 1933 con récord de 254-213. Su nombre fue Urban Charles. El único nombrado por votación fue Lucius Benjamín Appling, que militó las 20 temporadas con los Medias Blancas de Chicago. Heinie, que se llamó Henry Emmet, jugó en los jardines de varios equipos entre 1923 y 1939, bateando .330 con 110 jonrones y 1,173 producidas. Burleigh Grimes, apodado, Ol`Stubblebeard. lanzó entre 1916 y 1934, con record de 270-212. La ceremonia se celebró el 27 de Julio de 1964.

LOS APODOS

Los apodos (nicknames) en el béisbol son muy comunes, en el beisbol, sean de equipos o los peloteros.
En Ligas Mayores existieron ligas en el siglo XIX, que son poco conocidas y menos los apodos de los equipos. Empezamos con la National Association, que empezó a funcionar en 1871 terminó en 1875.
Baltimore tuvo dos apodos, Lord Baltimores y Marylands, Boston como Red Stockings; el equipo de Brooklyn, tuvo dos, Atlantics y Eckfords, los Forest Citys de Cleveland, hay un equipo que no dice de que ciudad, Resolutes de Elizabeth, luego los Kekiongas de Ft. Wayne, los Dark Blues de Hartford, los Westerns de Keokuk, los Mansfields de Middletown, Elm Citys de New Haven, Mutuals de New York, Centenials de Filadelfia, Whites de Filadelfia, Forest Citys de Rockford, Brown Stockings de San Luis, Haymakers de Troy, Olimpics de Washington. Muchos de estos equipos solo participaron en una sola temporada.
Ahora la American Association, que duró de 1882 a 1891. Equipos como Reds de Boston, Trolley-Dodgers de Brooklyn, Bridegrooms de Brooklyn, Gladiators de Brooklyn, Kellys de Cincinnati, Blues de Cleveland, Buckeyes de Columbus, Hoosiers de Indianapolis, Cowboys de Kansas City, Eclipse de Louisville, Alleghenys de Pittsburgh, Virginians de Richmond, Broncos de Rochester, Brown Stockings de San Luis, Stars de Syracuse, Blue Stockings de Toledo y Maumees de Toledo.
La Union Association,  sólo funcionó en 1884 y los equipos participantes fueron: Mountain Citys de Altoona, Monumentals de Baltimore, Reds de Boston, Browns de Chicago, Outlaw Reds de Cincinnati, Unions de Kansas City, Cream Citys de Milwaukee, Keystones de Filadelfia, Stogies de Pittsburgh, Maroons de San Luis, Saints de St. Paul, Quicksteps de Wilmington.
Hubo una liga que se llamó Players League, que solo funcionó en 1890. Reds de Boston, Wonders de Brooklyn, Bisons de Buffalo, Pirates de Chicago, Infants de Cleveland, Quakers de Filadelfia y Burhes de Pittsburgh.
En época más reciente en 1914 y 1915 funcionó una que se llamó Liga Federal. Participaron los Terrapins de Baltimore, Tip-Tops de Brooklyn, Bullfeds de Buffalo, Chi-Feds de Chicago, Whales de Chicago, Hoosiers de Indianapolis, Packers de Kansas City, Pppers de Newark, Rebels de Pittsburgh y los Terriers de San Luis...


CONNIE MACK

Connie Mack, nació con el nombre de Cornelius McGillicuddy el 22 de diciembre de 1862 en East Brookfield, Massachusetts.
Mack se educó en East Brookfield y comenzó a trabajar los veranos en fábricas locales de algodón desde los 9 años, para ayudar a mantener a su familia. A los 14 abandonó la escuela para trabajar en una tienda, en granjas locales y en una fábrica de calzado. Le gustó el béisbol y jugaba de catcher con el equipo East Broofield.
Cuando se hizo pelotero profesional en 1886 con los Nationals de Washington, como su nombre y apellido eran muy largos y no cabían en los box-scores, se cambió a Connie Mack. Tenía 24 años cuando jugó por primera vez con los Nationals en 1886 y su posición era la receptoría, vio acción casi al final de la temporada en 10 juegos, bateando para .361, producto de 13 hits en 36 turnos, siendo 2 dobles, un triple y 0 jonrones.
En su carrera de 11 temporadas, bateó 5 jonrones, todos de campo. Su última aparición como jugador fue el 29 de agosto de 1896 con los Piratas.
Mack fue uno de los primeros receptores en ponerse detrás del plato en lugar de enfrente del backstop para evitar que los corredores anotaran. Hablaba con los bateadores para distraerlos, pero nunca dijo una mala palabra. Desarrolló habilidades como bloquear el plato, para evitar que los corredores anotaran y otros trucos como receptor en esa época que el béisbol y sus reglas eran muy diferentes.
Estuvo en Pittsburgh hasta 1896, que fue cuando se retiró de jugador. Recibió invitación de los Cerveceros de Milwaukee en Ligas Menores, para que fuera el manager, con sueldo de 3 mil dólares y dueño del 25% de este equipo. Su estancia como manager de los Cerveceros fue de 1897 a 1900.
Un año después comenzó la Liga Americana y ahí era el manager, tesorero y co-propietario de los nuevos Atléticos de Filadelfia, donde estuvo dirigiendo, siempre vestido de traje en los juegos, hasta la temporada de 1950. Dejó récords imposibles de igualar, como 3,582 victorias por 3,814 derrotas, ganó 9 campeonatos en la Liga Americana y apareció en 8 Series Mundiales, ganando 5. Ingresó al Salón de la Fama en 1937. Murió en Filadelfia, el 8 de febrero de 1956.

RECORDS

Hay récords en Ligas Mayores en poder de jugadores o managers poco conocidos, como es el caso de Frank Carter Bancroft, que nació un 9 de mayo de 1846 en Lancaster, Massachusetts.
La marca que dejó y que está vigentes es que manejó a 7 equipos diferentes en Ligas Mayores, pero fue en el siglo XIX y principios del XX.
Tenía 34 años cuando dirigió a los Ruby Legs de Worcester en la Liga Nacional, quedando en quinto lugar con 40-43 en la temporada de 1881. Un año después, fue manejador de los Wolverines de Detroit, con un sexto lugar, al ganar 41 juegos por 43 derrotas. Funcionó ese año de 1882 la Asociación Americana con seis equipos, resultando campeón los Red Stockings de Cincinnati. Nuevo equipo los Blues de Cleveland en 1883, quedando en cuarto lugar con 55-42.
Un año más tarde fue manager de los Grays de Providence, resultando campeones con 84-28, 12 juegos arriba del equipo que terminó en segundo lugar. Su pitcher estrella fue Charles "Old Hoss" Radbourn, que ganó 60 juegos por 12 derrotas y 1.38 en carreras limpias, lanzó 678.2 entradas, sumó 11 blanqueadas.
Ese año de 1884 hubo tres Ligas Mayores, pues en la Asociación Americana, los campeones fueron los Metropolitanos de Nueva York y en la Asociación Unión, el campeón fueron los Maroons de San Luis. Fueron un total de 8 equipos en la Liga Nacional, 13 conjuntos en la Asociación Americana y 12 en la Asociación Unión.
En la temporada de 1885, hubo dos Ligas Mayores, la Nacional, donde el campeón fue Chicago y el equipo de Bancroft el Providence, aterrizó en cuarto lugar. Se desconoce la razón, pero en 1886 no estuvo de manejador con ningun equipo, regresando al año siguiente de 1887 con los Atléticos de Filadelfia, relevando al manager abridor, Charlie Mason, en la Asociación Americana.
Volvió a la Liga Nacional en 1889 como manager de los Hoosiers de Indianapolis y cuando tenía 25-43, fue reemplazado por Jack Glasscock. Su último y séptimo equipo en dirigir fueron los Rojos de Cincinnati, relevando al abridor Bin McPhee y tras de ganar 9 juegos por 7 derrotas, fue sustituido por Joe Kelley. Su último juego fue el 29 de Julio de 1902 y lo ganaron los Rojos por 2-1 a los Filis de Filadelfia en 6 entradas por la lluvia.

DERROTA TRAS DERROTA

Cuando los Pericos de Puebla en la Liga Mexicana, abrieron con 10 derrotas hace muchos años, buscamos el récord existente, pero no encontré nada. Buscamos en la Enciclopedia de Pedro Treto Cisneros y ahí viene que en la temporada de 1938, el equipo Rio Blanco-Cidosa, abrió con 16 derrotas y lo retiraron de la Liga Mexicana. Los restantes 33 juegos, fueron adjudicados a los equipos que quedaron, que fueron el Águila, Agrario, Tampico, Córdoba, Nogales, Veracruz, Santa Rosa y Comintra, por la vía del forfiet, así que el equipo Rio Blanco dejó marca de 0 ganados por 49 derrotas. Los pitcheres que perdieron los primeros 16 juegos fueron: Lupe Ortegón con 3, Simón Ramírez con 4, Javier Reyna 2, Benjamín "Chío" Martínez 2, Cesar Bernard 2, Eduardo Lazcano 2 y 1 para Ramón Hernández.
En el béisbol de invierno, la cosa parecida, pues en las primeras guías oficiales, no aparecía nada. En 1969 en la guía que publicó Federico Coker, vino que el récord era de los Mayos con 0-7, cuando perdieron por limpia de 4 juegos en el Estadio Álvaro Obregón contra Yaquis. Abrieron serie en el Estadio Revolución y pierden los tres primeros ante Ostioneros de Guaymas, hasta que el Domingo 13 de octubre de 1963, Navojoa gana 9-8, con crédito para Pedro González que lanzó todo el juego y ayudado por jonrones de Benjamín "Papelero" Valenzuela y Agustín Enríquez.
Cuando investigué la liga en 1970, me encontré que los Yaquis en la campaña de 1960, cuando llegó Héctor Espino con Obregón y perdieron los tres ante los Ostioneros de Guaymas. Fueron a Hermosillo, ya con Espino vestido de Naranjero, que por cierto no bateó nada, pero vencieron tres veces a los Yaquis. La serie en el "Álvaro Obregón" contra Empalme, pierden los Yaquis, los dos primeros y dejan el récord en 0-8, pues ganan el último con gran pitcheo del zurdo Robles con pizarra de 12-0.
Cal Ripken Sr. abrió su segunda temporada como manager de los Orioles de Baltimore en 1988. Un año antes habían quedado en sexto lugar de 7 equipos en la División Este de la Liga Americana. Abrieron la temporada en el Memorial Stadium, con los dos hijos de Cal, Billy en segunda base y Cal Jr. en las paradas cortas. Perdieron por 12-0 ante los Cerveceros, que tuvieron en la loma al mexicano Teodoro Higuera, que lanzó las primeras 7 entradas.
Perdieron el segundo por 3-1 y se fueron a Cleveland donde cayeron en los cuatro juegos con marcadores de 3-0, 12-1, 6-3 y 7-2. Regresan a casa con la noticia de que Frank Robinson, era el nuevo manager. Siempre ha funcionado que manager que debuta, lo hace con triunfo, pero perdieron 6-1 ante Kansas City y se fueron de largo, pues llegaron a 21 derrotas seguidas.
Fue hasta el viernes 29 de abril de 1988 en el Comiskey Park de Chicago vencieron 9-0 a Medias Blancas, combinando el pitcheo de Mark Williamson, que estuvo 6 entradas y relevo de 3 episodios de Dave Schmidt. Terminó la temporada Frank Robinson, ganando Orioles 54 juegos por 107 derrotas. En esa misma temporada, los Bravos de Atlanta en el Oeste de la Liga Nacional, perdieron 106 juegos.

GUAYMAS Y EL BEISBOL

La ciudad y puerto de Guaymas, siempre ha estado vinculado con el béisbol. Por mucho tiempo se afirmó que ahí se había jugado béisbol por primera vez en nuestro país en 1877, gracias al libro que escribió don Miguel S. Durazo, en la década de los cuarenta. Gracias a investigaciones del joven César González, descubrió que fue en Reynosa, Tamaulipas, antes de 1877.
La primera Liga de Sonora fue organizada en 1944, con la participación de Guaymas, Hermosillo, Empalme y Carbó, siendo campeón Hermosillo, bajo el mando de Francisco "Viejo" López, papá de Horacio López Díaz. A Guaymas le fue muy mal, pues solo ganaron 3 de los 22 juegos que constó el roll y por eso fueron los ocupantes del sótano.
Para la segunda temporada, Guaymas, hizo buenas contrataciones al firmar a los cubanos, Ramón Correa, que fue el manager y Julio Alfonso, que fue el pitcher campeón. Repiten en el título en la III Temporada y no vuelven a competir en esta liga, que termina en 1950.
 En 1945-46 nace la Liga de la Costa del Pacífico con la participación de los Venados de Mazatlán, Tacuarineros de Culiacán, Presidentes de Hermosillo y Ostioneros de Guaymas, que le dan la dirección al cubano Agustín Bejerano. Como catcher estuvo, Manuel Villanueva, en primera base, Manuel Ríos, como segunda base, Ambrosio Camacho, como tercera base, Memo Ríos y en las paradas cortas, Salvador "Rata" Vargas. Los jardines cubiertos por Alfredo "Moscón" Jiménez, Agustín Bejerano y Ramón Betancourt. El pitcheo con Julio Alfonso, Ramón Correa, Alberto "Coty" Leal, Juan Conde y Aurelio Espiricueta. Guaymas le dio la pelea al campeón Mazatlán, pero terminó en segundo lugar.
En la III Temporada, aumentó a seis equipos con la llegada de Obregón y Los Mochis. Empezó como manager de Guaymas, Héctor "La Comadre" Leal, pero en la primera serie se lesionó, así que lo relevó Juan Guerrero, que los llevó al campeonato. La primera alineación de Guaymas al debutar en Obregón fue la siguiente: Jesse Douglas 6, Enrique "Bacatete" Fernández 8, William "Barney" Serrell 4, Felix McLauring 7, Laureano Camacho 5, Manuel Magallón 3, Héctor Leal 2, Julio Alfonso 9 y Ramón Correa el pitcher.
Se salieron de esta liga, regresaron como Guaymas-Navojoa. Esta liga terminó en 1958 y eso permitió el inicio de otra liga más modesta, que llevó el nombre de Liga Invernal de Sonora, participando, Hermosillo, Guaymas, Empalme y Cd. Obregón.
Los finalistas de esa primera temporada fueron Hermosillo y Guaymas, pues quedaron empatados con el mismo número de victorias y derrotas, así que se programó una final a ganar tres de cinco. Los Naranjeros ganadores de la primera vuelta se enfrentaron a los Ostioneros que se llevaron la segunda. Se abrió en el Fernando M. Ortiz de Hermosillo el jueves 5 de debrero de 1959 con victoria para Naranjeros por 7-1 con Mauro Contreras venciendo a Manuel "Pilillo" Estrada. El viernes, Jesús Bustamante, blanquea 4-0 a los Ostioneros. La final se cambia a Guaymas, donde ganan por 4-0 con Cliserio Trujillo en la loma. El domingo 8 de febrero, por la mañana ganan los Ostioneros por 3-2 con José "Chino" Ibarra en la loma y en el partido decisivo, Guaymas se proclama campeón al vencer 3-2 a Hermosillo con Manuel "Pilillo" Estrada.

BARTOLO COLÓN

Bartolo Colón Morales nació el 24 de mayo de 1973 en Altamira, Puerto Plata, República Dominicana. Lo apodaron "Big Sexy" y en estos momentos está con los Texas Rangers.
Fue un prospecto fue firmado por los Indios de Cleveland en 1993. En 1995 lanzando para Kinston Indians en la Liga Carolina, terminó en segundo lugar con 12 victorias y una efectividad de 1.96, siendo líder en ponches con 152. Fue nombrado Lanzador del Año de esa liga, a pesar de terminar el 1 de aosto con un codo magullado. Recibió el Premio Lou Boudreau como el mejor en las Ligas Menores. Jugó para los Bisons de Buffalo en triple A en 1997 y fue el único en lanzar en la historia un juego sin hits en el Dunn Tire Park.

Colón hizo su debut en Grandes Ligas con Cleveland al enfrentarse a los Angels de Anaheim el 4 de aAbril de 1997, saliendo sin decisión. En esa primera temporada se fue de 4-7 y 5.65 en carreras limpias. Al año siguiente, estableció un récord moderno en Grandes Ligas al realizar 20 lanzamientos contra Ricky Gutiérrez el 28 de junio de 1998 y finalmente lo ponchó en esa octava entrada, en juego que Colón ganó 4-2 a los Astros de Houston.

En la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 1998, lanzó un juego completo de 4 hits y una carrera y los Indios de Cleveland vencieron a los Yankees de Nueva York en el Jacobs Field, el viernes 9 de octubre, ganando por 6-1, venciendo a Andy Pettitte.
En Series Divisionales no le fue bien con una victoria y cuatro derrotas y 4.22 en efectividad. 
Estuvo con Cleveland de 1997 al 2002; Expos de Montreal en el 2002, con Medias Blancas en el 2003, Angels en el 2004-07, Medias Rojas en el 2008, Medias Blancas de nuevo en el 2009, Yankees en el 2011, Atléticos en el 2012-14, Mets en el 2014-16, Bravos de Atlanta en el 2017, Minnesota en el 2017 y los Rangers de Texas en este 2018.
El 25 de febrero del 2008 confirmó un contrato de Ligas Menores con Medias Rojas. Con el Pawtucket lanzó juego de un hit el 15 de Mayo y el 21 de ese mes llegó al equipo grande de Boston y lanzando con Medias Rojas, venció a Kansas City, para su victoria 150.
Tuvo problemas de salud al salir a su país y al finalizar la temporada, se declaró agente libre. Regreso con Medias Blancas con un contrato por un millón de dólares. Fue nombrado el quinto abridor por el manager el venezolano Ozzie Guillén.

Su mejor temporada fue en el 2005 con los Angels de Anaheim, al ganar 21 juegos, siendo el número uno en la Liga Americana, pero al año siguiente cerró con 1-5 y 6-8 en el 2007. Tuvo en el 2013 con Oakland una campaña de 18 triunfos y en la siguiente temporada estaba con los Mets, donde en tres años ganó 44 juegos. El año pasado con Mellizos y Atlanta sumó 7 victorias por 14 derrotas.
Bartolo Colón consiguió su victoria 245 de su carrera al vencer los Rangers 13-4 a Medias Blancas y empató con el nicaragüense Dennis Martínez.

DENNIS MARTÍNEZ

José Dennis Martínez Emilia nació en Granada, Nicaragua, el 14 de mayo de 1954. Desde muy joven destacó como pitcher, iniciando su carrera con Tiburones de Granada en el béisbol de Nicaragua. En 1972 a los 17 años, gana 11 juegos para los Tiburones, entre ellos el del campeonato frente a los Metropolitanos de León. Es designado como abridor frente a Cuba en el Torneo de la Amistad celebrado en República Dominicana. Participa en los Mundiales de 1972 y 1973 y al terminar el torneo, el conocido Tony Castaño, lo recomienda a los Orioles de Baltimore.
En 1974 estuvo con el equipo Babe Orioles de Miami. Al año siguiente estaba en doble A con Ashville y después con el Rochester en triple A. El martes 14 de septiembre de 1976, hace su debut con los Orioles de Baltimore en un encuentro frente a los Tigres de Detroit en el Memorial Stadium, ganando Orioles por 9-7 y la primera victoria para Dennis en labor de relevo a Russ Grimsley que lanzó 2.1 entradas, 5 hits, 3 carreras, sigue el canadiense Dave Pagan con una entrada, permitiendo 4 carreras, entra al relevo, Dennis en la cuarta con dos en base y se enfrentó a Mickey Stanley, que lo ponchó y al catcher Bill Freehan, le receta otro sabroso chocolate. Lanza las últimas 5.2 entradas con 4 hits, 0 carreras, 1 base y 5 ponches.
Después se enfrenta a Yankees en Nueva York en relevo, pierden los Orioles pero Dennis sale sin decisión. Le dan la pelota como abridor y se enfrenta a los Medias Rojas de Boston en el Memorial Stadium de Baltimre y pierde por 8-3, lanzando 7.2 entradas, 8 hits, 5 carreras limpias, 2 bases y 6 ponches. Lo releva Tippy Martínez, zurdo americano, que solo un out y le hacen 3 carreras, terminando nuestro conocido Dyar Miller, que saca la novena entrada sin problemas. Vuelve a enfrentarse a Medias Rojas, pero en Boston, lanza todo el juego y pierde por 1-0, frente a Reggie Cleveland. El juego duro 1.51 horas y lo vieron solo 12,753 en el Fenway Park.
Ganó 46 juegos en los primeros 4 años y se convierte en el primer nicaragüense en las Ligas Mayores.
En 1983, tuvo problemas de alcoholismo, cuando sólo ganó 7 juegos por 16 derrotas. Tras de firmar su primer contrato como profesional, festejaba sus triunfos con licor, pero Dennis volvió a mostrar su grandeza sobreponiéndose a ese mal con toda voluntad.
Se volvió a levantar y comenzó de nuevo a brillar, ésta vez con los Expos de Montreal, donde estuvo de 1987 a 1993. El domingo 28 de julio de 1991, se convirtió en el pitcher número 13 y primer latinoamericano en lanzar juego perfecto contra Dodgers en Los Angeles, ganando por 2-0, donde Montreal anotó sus dos carreras a Mike Morgan.
Fue la victoria 11 por 6 derrotas del nicaraguense. Las dos carreras fueron sucias. En 1994 firmó como agente libre con los Indios de Cleveland y los llevó a una Serie Mundial después de 40 años, pero perdió uno ante Bravos de Atlanta por 4-3 y el zurdo Tom Glavine. Volvió a enfrentarse a Glavine, que aunque ganó por 1-0, Dennis en cinco entradas no permitió carrera. Terminó su carrera con 245-193, para convertirse en el pitcher latinoamericano con más victorias, pero Bartolo Colón, ya le empató y podía superarlo. Estamos esperando la próxima salida de Colón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario